¿Qué es el impuesto a las bebidas azucaradas? (Parte 1)

Read in English

Los datos

Año 1975: 11 millones de niños/as y adolescentes en todo el mundo eran obesos. 
Año 2016: ya son 124 millones. (1)

Obesity2.png

Es decir, hoy en día hay un ¡¡1130%!! más de jóvenes entre 5 y 19 años de edad con obesidad que hace 4 décadas. Una cifra que da, cuando menos, miedo. Además, casi 1 de cada 3 personas en el mundo está por encima de un peso saludable, según la Organización Mundial de la Salud.

Muchos estudios han demostrado que el consumo excesivo de bebidas azucaradas es una de las razones principales de estos terribles datos. (2)

 

Pero, ¿qué son las bebidas azucaradas?

Cualquier bebida endulzada con azúcares añadidos, es decir, que no se encuentran de forma natural en esa bebida. Estos azúcares pueden ser azúcar blanquilla, siropes, dextrosa...(3)

Algunos países como Francia también incluyen a las bebidas light y zero dentro de este tipo de productos y por lo tanto se ven afectadas por el impuesto. Otros países y entidades, sin embargo, no las añaden a esta categoría de bebidas. (4)

¿Cuáles son estas bebidas?

Refrescos (de cola y otros sabores); bebidas de fruta (néctares, algunos zumos...); bebidas energéticas y deportivas; batidos, cafés y tés preparados...

Es decir, todas estas bebidas contienen azúcares que han sido añadidos a mayores, pero que no tienen ningún beneficio a nivel nutricional. Entonces, ¿no te hace pensar por qué se le han añadido?

¿Qué es este impuesto y para qué sirve?

Es un impuesto establecido a este tipo de bebidas con el fin de reducir su consumo excesivo en la ciudadanía, y por lo tanto limitar las consecuencias negativas para la salud de quien las consume.

Además, con este impuesto se puede buscar también mayor recaudación fiscal que después se pueda destinar a gastos generales o a iniciativas específicas, como a campañas de educación para prevenir la diabetes tipo 2 y fomentar estilos de vida saludables.

¿Dónde existe este impuesto?

Surgió en los años 80 en Noruega y Samoa (un pequeño país de Oceanía). Desde el año 2002 se extendió por muchos otros países, algunos de ellos como Francia, Bélgica, México, Finlandia o Chile. (5)

En España, solo Cataluña lo ha utilizado, y con resultados muy positivos: en menos de un año, se observó que el consumo de este tipo de bebidas se redujo en un 22%, especialmente en zonas de Cataluña con alta prevalencia de obesidad. (6)

¿Funciona el impuesto? (7)

Sí. Un año después de implantarse en México, el consumo de estas bebidas se redujo hasta un 17% en familias con bajos ingresos; también en ciudades y familias con niños.

En Philadelphia (EE.UU.) se observó que la gente empezó a consumir muchas menos bebidas azucaradas cada día, y se vio que era un 58% más probable que se sustituyeran por consumo de agua.

Como he mencionado más arriba, en Cataluña también ha tenido un gran impacto en el consumo de bebidas azucaradas.

¿Tienen algún valor nutricional este tipo de bebidas?

No. Son bebidas sobrecargadas de calorías que no aportan ningún beneficio a tu salud, especialmente si las bebes en exceso y no sigues otro tipo de pautas saludables.

No hay una cifra recomendable para su consumo: cuanto menos, mejor. Para limitar sus malas consecuencias, no las bebas o hazlo de manera muy, muy moderada. 

Pero además necesitas una alimentación saludable, ¡y ponerte en forma! No sirve de nada que no tomes bebidas azucaradas si después te hinchas a "comida basura" y te quedas sentado todo el día por decisión propia. ;-)

¡No le deis esto de beber a los más peques! Fuente: www.sinazucar.org

Entre profesionales sanitarios y dietistas-nutricionistas existe consenso sobre los nulos beneficios de los zumos envasados (especialmente para los peques). Los néctares, por ejemplo, suelen ser una mezcla de agua, azúcar, “cosas extrañas” y un poquito de zumo. ¡Busca las vitaminas en otro lado!

¿Sabéis cual es el nombre oficial de esos néctares? “Bebida refrescante de zumo de fruta parcialmente a partir de concentrado con edulcorantes”. ¡Eso en mi casa no es zumo; es algo raro!

Otro ejemplo son los refrescos llamados “hidratantes” o “para deportistas”, que no son ni de lejos los mejores productos para reponer líquidos. Los deportistas prácticamente no los usamos: hay muchas otros que ayudan a mantenerse hidratado sin hartarnos a azúcar.

¿Hay alguna bebida que te cause especial rechazo? ¿Tienes alguna duda que quieras resolver? ¿Qué opinas sobre el impuesto? ¡Comenta abajo o en redes sociales!

Y no os perdáis la parte número 2 del artículo (que probablemente saldrá la semana que viene), donde algunos expertos nos ofrecerán su punto de vista sobre los efectos de las bebidas azucaradas y sobre el impuesto a las mismas. ¡Hasta entonces!

---

[Referencias]

(1) http://www.who.int/news-room/detail/11-10-2017-tenfold-increase-in-childhood-and-adolescent-obesity-in-four-decades-new-study-by-imperial-college-london-and-who

(2) World Cancer Research Fund International (2018). Building momentum: lessons on implementing a robust sugar sweetened beverage tax. Available at www.wcrf.org/buildingmomentum

(3) https://www.cdc.gov/nutrition/data-statistics/sugar-sweetened-beverages-intake.html

(4) Véase referencia nº 2

(5) Véase referencia nº 2

(6) https://www.lavanguardia.com/economia/20180409/442366946994/consumo-bebidas-azucaradas-catalunya-impuesto.html

(7) World Cancer Research Fund International (2018). Building momentum: lessons on implementing a robust sugar sweetened beverage tax. Building Momentum evidence table: effects of implemented SSB taxes. Available at www.wcrf.org/buildingmomentum

(Especial agradecimiento a Simón Barquera, Director del Área de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición en el Instituto Nacional de Salud Pública de México)