Venciendo al estigma de la diabetes y los niños/as en India (1/2)

(English version: click here)

Hay realidades que duelen, y nada impacta más que verlas con tus propios ojos. Recién llegado de Hyderabad, la quinta ciudad más grande de India, me imagino que todavía me llevará unos cuantos días asimilar algunas de las cosas que he vivido en esa ciudad.

Allí estuvimos en el congreso anual de la ISPAD, centrado en la diabetes infantil y adolescente y los cómo utilizar los avances en investigación en favor de los más “peques”. El lema del congreso de este año es claro: “alcanzando a los inalcanzados” (en inglés: “reaching the unreached”).

Muchos de estos pequeños/as ya no tienen ninguna esperanza. Se les excluye de la sociedad: en la escuela, en sus familias y amigos...todo debido a una grave falta de información y a un peligrosísimo estigma. Incluso a veces no tienen acceso a medicación, lo que puede costarles la vida.

Nosotros no podíamos dejar pasar la oportunidad de empezar a generar un cambio. El programa “Cambiando la Diabetes en Niños”, del que hablaremos en el futuro, organizó unas visitas a varios hospitales y clínicas de la zona para que yo pudiese hablar con ellos y darles un mensaje de inspiración y de motivación.

1.jpg

Las visitas consistían en unas charlas en las que les contaba cómo a pesar de que se me hayan negado muchas oportunidades y que otros me hayan puesto límites, he llegado a cumplir varios de mis sueños y ahora trato de que esto sirva como motivación para otras personas con diabetes.

Abría este texto diciendo que hay realidades que duelen, y no me cabe duda. En el siguiente post explicaré las condiciones que me encontré en estos hospitales y clínicas. Una experiencia tan dura mentalmente, que por un momento pensé que no iba a ser capaz de cumplir mi objetivo ese día.

Pero solo me hizo falta conocer sus historias; ver la ilusión que tenían por escucharme y la tristeza que parecía dominar a todos estos peques para ser capaz de recomponerme lo suficiente y entender que ese día debía tomar responsabilidad, ser fuerte e intentar provocar un pequeño impacto en sus vidas.

La historia de cómo sucedió todo...en el siguiente post. Estad atentos. Merecerá la pena.

(¡Dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook y síguenos en Twitter para estar siempre al tanto de las novedades!)